Make your own free website on Tripod.com

El Infierno: Mito o realidad?
¿Es el alma inmortal?

Home

Título de la nueva página
¿Es el alma inmortal?
El significado bíblico de la palabra alma
El Fuego Eterno
El ladrón en la cruz
Contáctenos

¿Sobrevive el alma más allá de la muerte?

Muchas personas se han preguntado en todos los tiempos si ¿el alma es inmortal?; pero para responder a esta inquietud del corazón humano es necesario recorrer las páginas de nuestro pasado, y viajar al mismo inicio de la vida, a la creación del ser humano:

· Génesis 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Nótese que en la creación del ser humano Dios utilizó dos elementos básicos: polvo de la tierra y aliento de vida y de la unión de ellos surge un ser vivo. En el siguiente versículo vamos a observar algo muy interesante:

· 1 Corintios 15:45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente...

Al comparar estos versículos nos damos cuenta que el apóstol Pablo traduce ser viviente por alma viviente, en otras palabras ser viviente y alma viviente son sinónimos. Ahora traduzcamos como lo haría el apóstol Pablo

· Génesis 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un alma viviente.

NO TENEMOS UN ALMA INMORTAL

Te das cuenta querido lector, el alma no es algo que esta dentro del ser humano. En realidad el alma es la unión del polvo de la tierra es decir materia más aliento de vida o espíritu y de esta ecuación surge un ser vivo o un alma viviente.

Materia (polvo de la tierra) + soplo de vida ( espíritu) = alma viviente o ser viviente

Nuevamente recalcamos que la Biblia no nos dice que al hombre se le puso un alma. Lo que nos enseña es que Dios tomó el polvo de la tierra sin valor alguno y le agregó el poder para vivir soplo de vida o espíritu y entonces surgió algo realmente nuevo un ser humano o un alma viviente. Cuando decimos que se bautizaron 3000 almas no estamos diciendo que se bautizaron 3000 espíritus, en realidad estamos diciendo que se bautizaron 3000 personas.

A este ser humano se le prometió inmortalidad a cambio de la obediencia observemos:

· Génesis 2:16-17 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

"La advertencia hecha a nuestros primeros padres: "Porque el día que de él comieres, morirás" (Gén. 2:17), no significaba que morirían el mismo día en que comiesen del fruto prohibido, sino que ese día sería dictada la irrevocable sentencia. La inmortalidad les había sido prometida bajo condición de que fueran obedientes; pero mediante la transgresión perderían su derecho a la vida eterna. El mismo día en que pecaran serían condenados a la muerte. Para que poseyera una existencia sin fin, el hombre debía continuar comiendo del árbol de la vida. Privado de este alimento, vería su vitalidad disminuir gradualmente hasta extinguirse la vida. Era el plan de Satanás que Adán y Eva desagradasen a Dios mediante su desobediencia; y esperaba que luego, sin obtener perdón, siguiesen comiendo del árbol de la vida, y perpetuasen así una vida de pecado y miseria. Pero después de la caída, se encomendó a los santos ángeles que custodiaran el árbol de la vida. Estos ángeles estaban rodeados de rayos luminosos semejantes a espadas resplandecientes. A ningún miembro de la familia de Adán se le permitió traspasar esa barrera para comer del fruto de la vida; de ahí que no exista pecador inmortal." Historia de los Patriarcas y Profetas Pág. 45.

Al hombre se le dio esta sentencia:

Génesis 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

De este versículo se desprende que la muerte ingresó al mundo como una consecuencia inevitable del pecado y no como el inicio de una nueva o diferente existencia.

Al morir la persona esto es lo que la Biblia enseña que sucede:

· Eclesiastés 12:7 y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio. Reina Valera Revisada (1960)

En otras palabras nuestra ecuación sería a la inversa:

Materia o polvo de la tierra aliento de vida o espíritu = muerte o deja de existir el alma

Lo que regresa a Dios es el espíritu. La pregunta que surge es ¿ es un ente consciente e inteligente el espíritu capas de seguir alabando a Dios en el cielo, capaz de recordar su familia e incluso ayudarles desde allá, tiene la capacidad de ser castigado o recompensado es decir puede sufrir o gozar? La Biblia nos da esa respuesta:

· El alma muere. He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá. Ezequiel 18:4.

· Los muertos nada saben. "Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben..." Eclesiastés 9:5.

· Mueren sus sentimientos. "También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol. Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol [sepulcro], adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría" Eclesiastés 9:6, 10.

· Perecen sus pensamientos. "Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ese mismo día perecen sus pensamientos" Salmos 146:4.

· Dejan de existir. Escondes tu rostro, se turban;
Les quitas el hálito, dejan de ser, Y vuelven al polvo. Salmos 104:29

· No saben nada, ni de sus seres más queridos. "Sus hijos tendrán honores, pero él no lo sabrá; o serán humillados, y no entenderá de ello" Job 14:21.

· Ni siquiera alaban a Dios. "No alabarán los muertos a JAH, ni cuantos descienden al silencio" Salmos 115:17.

"Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy..." Isaías 38:18, 19.

Estos versículos enseñan que ninguna parte del hombre queda consciente al morir. De Enoc y Elías la Biblia nos enseña que ascendieron al cielo sin ver la muerte (Génesis 5:24, 2 Reyes 2:11) y de Moisés que fue resucitado para también ascender al cielo (Judas 9). Exceptuando estos tres casos (Moisés, Enoc y Elías cuyas historias claramente relatan su ascenso al cielo), bastan dos textos bíblicos para demostrar que los justos de antaño no están disfrutando de los goces del cielo:

"Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido; proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros" Hebreos 11:39-40.

Del profeta Daniel está escrito: "Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días" Daniel 12:13.

Existe una insólita contradicción en muchos que predican un castigo, o recompensa inmediatos; mientras que también creen en la resurrección y en el juicio final. Si recibió su merecido ahora, ¿para qué vendrá Jesús a juzgar a los vivos y a los muertos? ¿Juzgar qué? ¿Lo ya recibido?. Además ¿qué necesidad tiene Jesús de resucitar al que ya esta con él en el cielo?

Querido lector, lo que ya examinaste es suficiente para demostrar que el alma no es inmortal, sin embargo vamos a compartir más información para que no tengas la menor duda de que has descubierto una gran verdad.

· Génesis 3:22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

En esta referencia bíblica nos damos cuenta que el hombre dependía del árbol de la vida para vivir eternamente, a eso se debe que los primeros hombres vivieron muchos años de acuerdo a génesis capitulo 5, ya que todavía se mantenía fresco el poder de aquel fruto en la sangre y el cuerpo de Adán y Eva, de manera que sus descendientes heredaban algo de la bendición del árbol de la vida. Pero con el transcurso del tiempo la longevidad de la raza humana disminuyó radicalmente ya que el hombre no fue creado inmortal, dependía del consumo del árbol de la vida para prolongar eternamente su existencia y como producto de su desobediencia perdió ese derecho y la inmortalidad de ahí en adelante tiene que buscarla. Observemos:

· Romanos 2:6-7 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: vida eterna a los que, perseverando en hacer el bien, buscan gloria, honra e inmortalidad

Te das cuenta el hombre debe de buscar la inmortalidad ya que naturalmente no la posee, el único que tiene inmortalidad es Dios:

· 1 Timoteo 6:16 el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible y a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver. A él sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

El alma puede morir, eso lo enseñó nuestro señor Jesucristo personalmente y también las escrituras:


· Ezequiel 18:20 El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él.

· Mateo 10:28 No temáis a los que matan el cuerpo pero el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

El ser humano recibirá la inmortalidad hasta el momento de la resurrección que ocurrirá en ocasión de la segunda venida de nuestro Salvador:

· 1 Corintios 15:51-54. He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?.

Las sagradas escrituras afirman en forma reiterativa que la muerte es un sueño, durante el cual el tiempo transcurre sin que exista conciencia de ello:

Jesús mismo la comparó con el sueño:

· "Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto" Juan 11:11-14.

Nótese que al resucitar Lázaro no cuenta nada de lo sucedido después de su muerta ya que simplemente no sucedió nada. La Biblia enseña que de este sueño no es levantado el hombre hasta el día final:

· 1 Tesalonicenses 4:13-17 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

· Job 14:7-12. El árbol, aunque lo corten,
aún tiene la esperanza de volver a retoñar,
de que no falten sus renuevos. Aunque en la tierra envejezca su raíz y muera su tronco en el polvo,
al percibir el agua reverdecerá y hará copa como una planta nueva. En cambio el hombre muere y desaparece.
Perece el hombre, ¿y dónde estará? Como se evaporan las aguas en el mar, y el río se agota y se seca, así el hombre yace y no vuelve a levantarse. Mientras exista el cielo, no despertará ni se levantará de su sueño.

Si la Biblia afirma que los muertos nada saben y su memoria es puesta en olvido Eclesiastés 9:5, si el día en que mueren perecen sus pensamientos Salmos 146:4.La pregunta que surge es ¿quienes son los que se aparecen a lo familiares para aconsejarles en forma paternal y desinteresada?

· 2 Corintios 11:14-15 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

Querido lector, creer en la inmortalidad natural del alma es abrir la puerta al espiritismo moderno y a la comunicación con los demonios:

· 1 Timoteo 4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.

· Apocalipsis 16:13-14 Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.

El padre de la doctrina de la inmortalidad del alma es Satanás pues fue el primero en predicar que el alma no puede morir:

· Génesis 3:4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis.

Aun hoy en día sigue predicando esta mentira a través de películas en donde la persona que muere se comunica con sus seres queridos, los ayuda o los cuida. Pero los más grave de esto, es que también esta mentira se predica desde los pulpitos modernos desde los cuales debería de predicarse la verdad a través de la Biblia y no las enseñanzas de los hombres. Lo que no sospechan estos predicadores es que detrás de esta mentira se encuentra otra más grave:

"Después de la caída, Satanás ordenó a sus ángeles que hicieran un esfuerzo especial para inculcar la creencia de la inmortalidad natural del hombre; y después de haber inducido a la gente a aceptar este error, debían llevarla a la conclusión de que el pecador viviría en penas eternas. Ahora el príncipe de las tinieblas, obrando por conducto de sus agentes, representa a Dios como un tirano vengativo, y declara que arroja al infierno a todos aquellos que no le agradan, que les hace sentir eternamente los efectos de su ira, y que mientras ellos sufren tormentos indecibles y se retuercen en las llamas eternas, su Creador los mira satisfecho.
Así es como el gran enemigo reviste con sus propios atributos al Creador y Bienhechor de la humanidad. La crueldad es satánica. Dios es amor, y todo lo que él creó era puro, santo, y amable, hasta que el pecado fue introducido por el primer gran rebelde." Conflicto de los Siglos Pág. Cap. 34. Pág. 590.

Finalizamos reiterando nuevamente que la palabra de Dios es clara con respecto al estado de los muertos y con respecto a la naturaleza mortal del alma, que estos dos versículos queden en tu mente y en tu corazón y ellos te prevengan a aceptar errores que contradicen el testimonio claro de las escrituras:

· Eclesiastés 9:5-6. Porque los que viven saben que han de morir, pero los muertos nada saben, ni tienen más recompensa. Su memoria cae en el olvido. También perecen su amor, su odio y su envidia; y ya nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.

· Ezequiel 18:4 He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá.

SMI UNION SUR-CENTROAMERICANA ADMINISTRADA POR JOSE SOLANO
reformationcr@yahoo.com
® http://reformacr.americas.tripod.com/smi