Make your own free website on Tripod.com

El Vínculo Matrimonial
Una sola Carne

Home

Introducción
El origen del matrimonio
La Primera Separación
Una sola Carne
Hasta que la muerte los separe
Salvo por causa de fornicación
Fornicación vrs Adulterio
Dios aborrece el divorcio
La Restauración del Matrimonio
Contáctenos

Para meditar:
Cuando un hombre está por casarse debería considerar, imparcialmente, por qué va a dar ese paso. ¡Será su esposa su mano ayudadora, su compañera, su igual? Testimonios acerca de la Conducta Sexual, Adulterio y Divorcio, pág. 17

El matrimonio une al esposo y a la esposa en una relación más íntima y más fuerte que la relación entre padres e hijos, hasta el punto de que delante de Dios ya no son dos, sino uno solo.

El Señor Jesús lo expreso de la siguiente manera:
" y los dos serán una sola carne, así que ya no son más dos, sino uno. Por tanto, lo que Dios juntó no lo separe el hombre." Marcos 10.8-9

El término que se tradece por unión, viene de un vocablo hebreo que significa: pegar, asegurar, unir, aferrarse a algo. Como sustantivo, hasta se lo puede usar para designar el acto de soldar.

El carpintero animó al platero, y el que alisaba con el martillo al que batía en el yunque, diciendo: Buena está la soldadura; y lo afirmó con clavos para que no se moviese. Isaías 41.7

La unión íntima y la fortaleza que se obtiene de esa técnica, ilustran la naturaleza de la unión que debe existir en el matrimonio. El hecho de que ese vínculo humano es estrechísimo, también se enfatiza por el hecho de que el mismo verbo se usa para expresar la unión que debe existir entre Dios y su pueblo:

" A Jehová tu Dios temerás, a él servirás y a él te adherirás" Deuteronomio 10.20

Dios mismo dió a Adán una compañera. Le proveyó de una ayuda idónea para él´, alguien que realmente le correspondiera, una persona digna y apropiada para ser su compañera y que podría ser una sola cosa con él en amor y simpatía. Patriarcas y Profetas, pág. 26 y 27

" y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne " Génesis 2.24

El vínculo de la familia es el más estrecho, el más tierno y sagrado de la tierra. Estava destinado a ser un bendición para la humanidad. Ministerio de Curación, pág. 275

El santo matrimonio une al esposo con su esposa en una realción más íntima y más fuerte que la que debe existir entre padres e hijos.

El apóstol Pablo compara el matrimonio con un organismo viviente y firme, donde el marido es la cabeza y la mujer es el cuerpo, (Vease Efesios 5.22,30); dando así la idea de indisoluvilidad del mismo, ya que un cuerpo no puede vivir sin su cabeza, o viceversa.

En la relación matrimonial se da un paso muy importante: la fusión de dos vidas en una Concuerda con la voluntad de Dios que el hombre y su esposa ésten unidos en su obra, para realizarla con integridad y santidad. Y ellos pueden hacerlo.

La bendición de Dios en el hogar donde existe esta unión es como una luz del sol que proviene del cielo, porque la voluntad de Dios ordenó que el hombre y su esposa estén unidos por los santos lazos del matrimonio, bajo el gobierno de Jesucristo y la dirección de su santo Espíritu

Dios quiere que el hogar sea el lugar más feliz de la tierra, el mismo símbolo del hogar celestial. Mientras llevan las responsabilidades matrimoniales en el hogar, y vinculan sus intereses con Jesucristo, apoyándose en su brazo y en la seguridad de sus promesas, ambos esposos pueden compartir en esta unión una felicidad que los angeles elogian. El Hogar Adventista, págs. 86, 87

SMI Unión Sur-Centroamericana Administrada por José Solano
reformationcr@yahoo.com
http://reformacr.americas.tripod.com/smi