Make your own free website on Tripod.com

Medicina Natural

Home

La Salud | Como conservarse sano | Enfermedades Estomacales | Enfermedades Respiratorias | La Diabetis | Enfermedades Renales | El Cancer | Enfermedades Cardio-circulatorias | Afecciones Hepáticas | Otras afecciones | La Depresión | Acerca del Autor | Contáctenos
Enfermedades Renales

LAS ENFERMEDADES RENALES Y SU TRATAMIENTO

Los riñones son dos órganos parecidos a una habichuela o frijol, situados a ambos lados de la columna vertebral, a la altura del abdomen. Su función esencial es eliminar los residuos de la sangre, purificando el plasma sanguíneo de productos terminales del metabolismo como: urea, ácido úrico, creatinina, uratos y el exceso de otras sustancias tóxicas.

Mientras los riñones funcionan normalmente, la sangre y los tejidos se mantienen limpios. Mientras esta se mantenga normal, el trabajo de los riñones estará bien equilibrado, existiendo armonía en la función de cada una de las células que los componen, pero tan pronto como la alimentación sea excesiva, morbosa o desequilibrada por falta de algún elemento necesario, la sangre se alterará y los riñones comenzarán a sufrir las consecuencias por trabajar en condiciones anormales, dando como resultado la congestión de los mismos, con degeneración de las células, formación de arenillas, cálculos, etc.

Causas:

1. Exceso de alimentos plásticos en cada comida, que dejan residuos tóxicos que envenenan los riñones, que son los encargados de eliminarlos.

2. Abuso del cloruro de sodio (sal) en la alimentación.

3. Bebidas tóxicas como el café, té, chocolates, bebidas alcohólicas, etc.

4. Abuso del azúcar refinado.

5. Abuso de alimentos secos y frutas desecadas, que al carecer de suficiente líquido, obligan a los riñones a trabajar con residuos concentrados.

6. Alimentos cárneos y peor aún los que vienen en conserva.

7. Excesos de alimentos sólidos y líquidos que someten a estos órganos a un trabajo constante de eliminación de residuos.

8. Falta de alimentos catalíticos, álcalis y ácidos vegetales en la alimentación diaria, que son importantes para oxidar y metabolizar los residuos orgánicos facilitando su eliminación renal y cutánea.

9. Deficiente consumo de agua natural, ya que el agua es un elemento vital no solo para aplacar la sed, limpiar el aparato digestivo; sino que es muy esencial para facilitar la filtración de toxinas a través de los riñones.

Recomendaciones:

Durante los 3 ó 4 primeros días el paciente debe consumir exclusivamente melón de agua (sandía o patílla) para luego continuar con las indicaciones que siguen:

En Ayunas: Se toma un vaso de agua con el jugo de un limón.

Desayuno: Fruta fresca o su jugo.

Al medio día: Una ensalada cruda abundante de zanahoria rallada, repollo crudo picadito, rabanitos, cebolla, berros, lechuga, etc. Caldo de verduras (vegetales) y papas al horno o hervidas con cáscara y peladas.

Cena: Similar al desayuno o como al medio día pero en menor cantidad.
Tomar abundante agua natural durante el día entre sus comidas

Tomar 3 tazas al día del cocimiento de cola de caballo, linaza (lino), barba o pelo de mazorca (choclo, maíz, elote) y cebada ligeramente tostada, tés o infusiones de chancapiedra (quinino).

En caso de cólicos se toman baños de asiento calientes de unos 30 minutos de duración.

Aplicar baños de sol sobre la zona de los riñones seguido de una frotación con jugo de limón, dando un masaje suave hasta que seque por completo. También se puede frotar y dar masaje con el jugo de limón caliente unas tres veces por día.

Para ayudar a este tratamiento prepare el siguiente caldo óxido-desinflamante:

Ingredientes:

1 Cebolla.
2 5 dientes de ajo.
3 4 hojas de repollo verde.
4 2 ramas de apio (celery).
5 1 zanahoria grande.



Preparación:

Se cortan todos los ingredientes y se colocan en una olla con un litro de agua. Hervirlo por espacio de 10 a 15 minutos y se deja enfriar. Se cuela y toma un vaso de este caldo tibiecito una hora antes de la comida de medio día y otro vaso una hora antes de la cena.

Contraindicaciones: Toda clase de carnes, pescados, mariscos y derivados, café, té negro o lipton, chocolates, alcohol, tabaco, vinagre, frituras, adobos y sazonadores industrializados, alimentos refinados (use integrales), y toda clase de bebidas y refrescos industrializados.

Para evitar las enfermedades de los riñones practique la alimentación natural y cada día consuma suficiente agua pura.



MINISTERIO LAICO DE PUBLICACIONES
WEBSITE MANAGER JOSE SOLANO
reformationcr@yahoo.com
http://reformacr.americas.tripod.com/smi