Make your own free website on Tripod.com

La Reforma Adventista de 1914
EL ZARANDEO Y EL REMANENTE

Home

PREFACIO
AGRADECIMIENTOS
PROFECÍAS DIVINAS
LA CRISIS PANTEISTA
CRISIS Y REFORMA PREDICHAS
LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL
EXCLUSIÓN DE LOS FIELES
EL ZARANDEO Y EL REMANENTE
LA AUDIENCIA EN FRIEDENSAU, 1920
SIN AUDIENCIA OFICIAL EN SAN FRANCISCO
LIBERTAD DE CONCIENCIA
RESULTADOS DE LA FALSA LIBERTAD DE CONCIENCIA
LA GUERRA CIVIL EN E.E.U.U.
HOY: LOS COMBATIENTES NO SON EXCLUIDOS
¿POR QUÉ FUERON EXCLUIDOS?
LA CRISIS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
LA PERSECUSION DE LOS FIELES
VE, ENSEÑA, BAUTIZA
SEPARACIÓN -- SALIR O PERMANECER
LISTA DE REFERENCIAS
PARA TI

LA SEPARACION PREDICHA...

Quedarán en él rebuscos, como cuando sacuden el olivo, dos o tres aceitunas en la punta de la rama, cuatro o cinco en sus ramas fructíferas --dice el Eterno, el Dios de Israel (48). La Iglesia Adventista fue fuertemente zarandeada durante la amarga crisis de la 1ª Guerra Mundial. Tan sólo alrededor del 2 % de los miembros siguieron su andadura en el viejo camino histórico del Adventismo.

Hay dos caminos que conducen a direcciones diferentes.

Resumamos, mediante la respuesta a unas pocas preguntas:

1. ¿Quién abandonó la iglesia?
2. ¿Quién abandonó la verdad?
3. ¿Quién abandonó el camino estrecho?
4. ¿Quienes fueron los fieles?

La iglesia que apoyó la abierta y voluntaria transgresión de los mandamientos cuarto y sexto, no podía pretender seguir siendo guardián de la ley sagrada ni el pueblo remanente de Dios.

Por otra parte, aquellos que obedecieron los diez mandamientos, y no participaron ni apoyaron la destrucción de vida humana, pueden ser considerados los fieles de Dios.

Quizás, una de las razones por las que Dios permitió que tuviera lugar la 1ª Guerra Mundial, fue para la purificación de Su iglesia. ¿Permanecería Su auto-declarado pueblo fiel a Sus principios durante la feroz prueba de la guerra? ¿O se adheriría a los estatutos de los hombres antes que depositar su confianza en su Dios Todopoderoso? Tal como el oro es purificado únicamente tras pasar a través del fuego, así fue purificada la iglesia de Dios durante este tiempo terrible. Tan sólo un remanente, una porción de la iglesia, permaneció fiel a su Dios, eligiendo la muerte antes que la negación de su Señor.

Juan, el Revelador, describe claramente las características de los fieles:

Entonces el dragón se airó contra la mujer, y fue a combatir al resto de sus hijos, los que guardan los Mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesús. (49)

Posiblemente, la siguiente manifestación, encontrada en un periódico alemán publicado en 1915, arrojará luz adicional sobre el tema de la separación en la iglesia Adventista:

Desde el comienzo de la guerra, ha habido una división entre el pueblo Adventista. Durante la guerra, la mayoría quisieron ver puestas de lado las enseñanzas fundamentales; si era necesario, mediante la fuerza. Los otros pidieron que les fuera permitida la santificación del Sábado (Sabbath), incluso en estos tiempos de violencia. La facción opositora efectuó finalmente la exclusión, desde la Organización, de los seguidores de los principios originales de su fe. (50)

La Pluma Inspirada registra una descripción del zarandeo que tiene lugar de vez en cuando. Tal zarandeo siempre provoca una separación:

Pregunté el significado del zarandeo que yo había visto, y me fue mostrado que sería causado por el recto testimonio aportado según el consejo del Testigo Fiel a los Laodicenses. Esto tendrá su efecto sobre el corazón del receptor, y le conducirá a elevar la norma y a derramar, en adelante, la íntegra verdad. Algunos no soportarán este recto testimonio. Se levantarán contra él, y esto es lo que producirá un zarandeo entre el pueblo de Dios ....

El número de esta hueste había disminuido. En el zarandeo, algunos fueron dejados al lado del camino. (51)

Tras la guerra, la libertad fue restaurada en Europa y, los miembros que habían sido perseguidos y excluidos de las iglesias Adventistas del Séptimo Día de toda Europa por rehusar participar en la guerra, contactaron entre sí. Su inquietud primaria era buscar la reconciliación con los que habían abandonado la plataforma original de la verdad. Se envió peticiones a los dirigentes Adventistas, expresando el deseo de los Reformistas por tener una audiencia donde los representantes de la Conferencia General estuvieran presentes.

SMI UNION SURCENTROAMERICANA WEBSITE
Administrado por Jose Solano
reformationcr@yahoo.com
http://reformacr.americas.tripod.com