Make your own free website on Tripod.com

SMI
La Pitonisa de Endor

Home

Título de la nueva página
Usted puede dejar de fumar
¡Quién fue Elena G. de White?
Acerca de la SMI?
PRINCIPIOS DE FE
Localicenos
Vínculos
Contáctenos
Calendario de eventos
Carta de noticias
Matrimonio, divorcio y recasamiento
El Bautismo por los muertos
Las almas debajo del altar
Deseo partir y estar con el Señor
El Rico y Lázaro
El Sello del Dios Vivo
El Sábano es para los judíos
La Iglesia que fundó Jesús
La Prédica a los espíritus anti-diluvianos
Diferencia entre día y día
La Bendita Esperanza de la Resurección
La Santidad Interna y Externa del creyente
El ladrón muerto en la cruz
Los Masones
El significado de la palabra alma
El Fuego Eterno
La Pitonisa de Endor
La Verdad acerca del Infierno
¿Es el alma inmortal?

La Pitonisa de Endor

¿Fue realmente Samuel el que apareció a Saúl cuando este último utilizó los servicios de una médium para comunicarse con Samuel que ya estaba muerto?

Dijo Saúl a sus servidores: «Buscadme una nigromante para que vaya a consultarla. »Dijéronle sus servidores: « Aquí mismo, en Endor, hay una nigromante. »
Se disfrazó Saúl poniéndose otras ropas y fue con dos de sus hombres; llegó donde la mujer de noche y dijo: «Adivíname por un muerto y evócame el que yo te diga. » 1ª de Samuel 28:7,8. (Biblia Jerusalén.)
La nigromancia era la práctica de comunicarse con los muertos de acuerdo con el diccionario el nigromante era:

Nigromante

(Heb. yidde{ônî [de] verbo yâda{, "conocer", "observar"; de aquí, "alguien que conoce"]).
Hombre reputado por tener un conocimiento especial concerniente al mundo invisible por medio de una supuesta consulta a los muertos (Isaías 8:19); los nigromantes surgieron y se encontraban en Egipto (19:3). Dios abominaba a los hombres que practicaban estas artes diabólicas (Levítico 19:31; 20:6; Deuteronomio 18:11), y a la nación hebrea se le prohibió tolerarlos y debía matarlos (Levítico 20:27). Los reyes Saúl y Josías quitaron de su reino a los nigromantes (1 Samuel 28:3; 2 Reyes 23:24), pero Manasés los toleró y consultó (2 Reyes 21:6; 2 Crónicas 33:6). Véanse Adivinación; Adivino; Encantador; Magia; Mago.

Nuestra palabra castellana "nigromancia" (o "necromancia") proviene de dos palabras griegas: nekrós, muerto, y manteía, adivinación, y describe el arte de indagar el futuro mediante una supuesta comunicación con los espíritus de los muertos.

Adivinos.

Literalmente, "los que saben". Los adivinos pretendían tener un conocimiento especial del mundo invisible. Están clasificados con los nigromantes y, al igual que ellos, son aborrecidos por Dios (ver Levítico 19: 31; 20: 6, 27; Deuteronomio 18: 11; 2 Reyes 21: 6; 23: 24; 2 Crónicas 33: 6; Isaías 8: 19; 19: 3).

PRIMER ACLARACIÓN

El pueblo de Dios nunca tuvo permiso para practicar la necromancia:

Ø Deuteronomio 18:10-12 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. 12Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.
Ø Isaías 8:19,20 Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos? 20¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.

SEGUNDA ACLARACIÓN

Los que practicaban la comunicación con los muertos debían morir.

Ø Levítico 20:27 Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos.

TERCERA ACLARACIÓN

El que utilizaba los servicios de un médium era cortado del pueblo.

Ø Levítico 20:6 Y la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo.

CUARTA ACLARACIÓN

Los que creen que fue Samuel el que apareció tendrían que explicar porque la pitonisa lo ve subir de la tierra en lugar de verlo bajar del cielo.

Ø 1ª de Samuel 28:13 ¿Por qué me has engañado? Pues tú eres Saúl. Y el rey le dijo: No temas. ¿Qué has visto? Y la mujer respondió a Saúl: He visto dioses que suben de la tierra.

QUINTA ACLARACIÓN

Los que creen que fue Samuel el que apareció a Saúl tendrían que explicar una enorme cantidad de versículos de la Biblia que hablan del estado de inconsciencia en la muerte entre ellos los siguientes:

Ø Eclesiastés 9:5,6 Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. 6También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol
Ø Job 7:9,10 Como la nube se desvanece y se va,
Así el que desciende al Seol no subirá;
10No volverá más a su casa,
Ni su lugar le conocerá más.
Ø Salmos 146:4 Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra;
En ese mismo día perecen sus pensamientos.
Ø Salmos 117:15 No alabarán los muertos a JAH,
Ni cuantos descienden al silencio.

SEXTA ACLARACIÓN

El personaje que apareció a Saúl dijo cosas que se cumplieron pero esto no es prueba suficiente de que fuera Samuel ya que un demonio puede decir también verdades:

Ø Hechos 16:16-18 Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. 17Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. 18Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.

SÉPTIMA ACLARACIÓN

Dios no le contestó a Saúl:


Ø 1ª de Samuel 28:6 Y consultó Saúl a Jehová; pero Jehová no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas.

OCTAVA ACLARACIÓN

Los profetas hablaban por el poder de Dios, Samuel no tenía poder para contestar a menos que Dios le diera palabra.

Ø 2ª de Pedro 1:21 Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

NOVENA ACLARACIÓN

Dios tendría que haber cambiado de opinión lo cual es imposible:

Ø Malaquias 3:6 Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.
Ø Números 23:19 Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?

DÉCIMA ACLARACIÓN

Dios no cambió de opinión pues la misma Biblia dice que el Señor no contesto a Saúl:

Ø 1ª de Crónicas 10:13,14 Así murió Saúl por su rebelión con que prevaricó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó, y porque consultó a una adivina, 14y no consultó a Jehová; por esta causa lo mató, y traspasó el reino a David hijo de Isaí.

CONCLUSIÓN

Entonces ¿Quién contestó a Saúl?

Ø 2ª de Corintios 11:13-15. Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.






Introduzca el contenido de soporte